Identikit, de un barrio

Identikit, de un barrio

-

El Barrio Obrero es una postal de hace más de 60 años. Fue construido durante la presidencia de Juan D. Perón entre 1952 y 1954 en un estilo arquitectónico llamado pintoresquismo, identitario de aquellos años. Chalets tipo californianos: tejas españolas, paredes blancas, aberturas y celosías de madera pintada, pisos de parquet y jardín con cerco en el frente. Visto desde nuestro tiempo, un barrio de fantasía de esos que sólo vemos en el cine norteamericano. 22 casas dispuestas en forma de “L” con un área verde en el centro, hoy plaza de juegos. Ubicado detrás del Balneario Municipal. Según documentos oficiales su ubicación se debió a la cercanía con la estación de trenes y los caminos de acceso al pueblo. Pero con el cierre de los trenes el pueblo creció hacia el lado opuesto y entonces allí quedó, anclado en tierra de malones, del otro lado del arroyo. La mayoría de las fachadas se conservan originales y en las que fueron modificadas todavía podemos adivinar el estilo. El “Obrero” es un barrio monumento, testimonio arquitectónico de nuestra historia y eso lo convierte en un paseo obligado para quienes visiten nuestra ciudad