Aves de la Aldea: Plomito

AVES DE LA ALDEA: PLOMITO

Observar aves es una actividad fácil y divertida. Puede resultar un tiempo ideal para compartir con tu familia o amigos y conectarte con la naturaleza. Para comenzar, no tenés que saber mucho de aves, podés empezar por identificar solamente una o dos especies y rápido vas a sentir ganas de ver más y sorpenderte con la variedad de aves de nuestra ALDEA.

Consejos para el buen avistador

1– Muchas especies, sobre todo las aves cantoras, son más activas muy temprano en la mañana y al final de la tarde. Trata de observar durante ese lapso para que tengas más oportunidad de identificarlos.
2– Las aves están constantemente observando y tratando de escuchar a sus depredadores, así que trata de mezclarte discretamente en su entorno. Evita ropa de colores brillantes y trata de no hacer mucho ruido, espera silenciosamente mientras aparecen algunas aves.
3– Cuando veas un ave que no reconozcas, trata de apuntar algunas notas o hacer un boceto simple. Eso te ayudará a recordar detalles importantes para cuando más tarde quieras buscarlas en la guía.
Tomar fotos te da la oportunidad de volver a ver las aves más tarde, pero tratar de escribir notas o dibujar mientras estás observándolas te hará prestar más atención a los detalles de apariencia y comportamiento.

Plomito -Tacuarita azul- (Polioptila dumicola)
Familia: Polioptilidae

Características

Conocido en nuestra zona como plomito su nombre oficial es tacuarita azul. Mide unos 11 cm. El macho es de coloración gris azulada en la cabeza y dorso volviendose más blancuzco en el abdomen y posee un llamativo antifaz negro. La hembra carece de antifaz y es de un azul uniforme más apagado. Ambos tienen la cola larga, erecta, negra, con las plumas (timoneras externas) blancas. Las alas son negras con plumas marginadas de blanco.
Es movedizo, inquieto. Normalmente se encuentra en pareja o en grupos familiares. Recorre arbustos de baja altura en busca de pequeños insectos. Lo hace saltando de rama en rama y adoptando las posturas más variadas, llegando incluso a colgarse.
Su canto es variado, suave, musical y agradable. de pocas notas “yirryirr…tiui… tige… tiege…”

[metaslider id=”2284″]